Cruz roja Tuxtla Gutiérrez Chiapas

Cruz roja Tuxtla Gutiérrez Chiapas

viernes, 30 de julio de 2010

Continúan trabajos de desasolve del Poti

Maquinas y hombres trabajan a la par. Todos unidos para desasolvar lo más pronto posible el arroyo conocido como Potinaspak. En la última lluvia este afluente, creo temor, entre la población que vive sobre sus margenes.

Los daños son severos en casas y autos, en ello también trabaja el ayuntamiento y el gobierno del estado. La maquinaria libera el cauce del arroyo. Nadie quiere repetir lo que sucedió la noche del pasado martes.

miércoles, 28 de julio de 2010

lunes, 26 de julio de 2010

detienen a presuntos asaltantes de Cuentahabientes

Detiene la secretaria de seguridad Pública a presunta banda de asalto a Cuentahabientes , los detenidos son : Ángel Rodríguez Mancilla de 21 años ,Javier Eduardo Escobar 23Aguistin Rodríguez Gordillo 22 años Yuriko Lozano Silva de 21 años , al parecer 3 son de tuxtla y uno de Tapachula, estos habían asaltado a mano armada a un sujeto saliendo del banco Banamez Plaza bonampak, y fueron detenidos en el fraccionamiento Rinconada del sol, al momento de la detencion se les encontro una pistola y el botin.


domingo, 25 de julio de 2010

Recuperan el control del penal “El Amate”

Comunicado Oficial :
Desarticulan "autogobierno"
En exitoso operativo, recuperan control del penal “El Amate”
  • Ermidio Castro Rangel, líder del grupo opresor, y siete de sus cómplices fueron señalados de llevar a cabo actos de corrupción, tortura y extorsión dentro del penal

  • Los ochos delincuentes ya fueron trasladados a diversos penales federales de otras entidades del país

  • Durante el operativo, el grupo interinstitucional logró el aseguramiento de armas de fuego, armas blancas y droga

  • Además, rescató a 105 mujeres y 90 menores, familiares de reclusos, quienes permanecieron secuestrados por el grupo encabezado por Castro Rancel

  • El operativo fue acompañado por representantes de la Comisión de Derechos Humanos

  • Los elementos de las corporaciones no portaron armas ni gas, conforme a protocolos internacionales

  • A partir de hoy iniciaran reparaciones de la infraestructura del penal para mejorar las condiciones

  • Los internos están en perfectas condiciones, sólo hay algunos lesionados, pero ninguno de gravedad, ya que no se utilizaron armas ni gases lacrimógeno

En el marco de un operativo coordinado entre elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Procuraduría General de Justicia del Estado, Secretaría de Seguridad Pública Federal y Procuraduría General de la República y representantes de Derechos Humanos, en las últimas horas se logró el restablecimiento del control del penal “El Amate” ubicado en Cintalapa, Chiapas , tras permanecer en los últimos seis años en un autogobierno dirigido por Ermidio Castro Rangel, quien fue señalado de manera directa por la población penitenciaria de mantener secuestradas a más de 105 mujeres y 90 menores, familiares de los internos, quienes ya fueron rescatados.

El operativo realizado, derivó de la denuncia presentada por las familias secuestradas, quienes hicieron un llamado a las autoridades para ser liberadas, así como el señalamiento de la presencia de un túnel, ordenado por Castro Rangel, con la finalidad de provocar una fuga masiva de reos, lo que motivó el inicio de la averiguación previa número 132/IC05/2010.

Por su parte, la Procuraduría de Chiapas solicitó y obtuvo del Juez Especializado en Medidas Cautelares en el Estado la correspondiente orden de cateo.

Ante estos hechos y, luego de privilegiar el diálogo en las últimas 72 horas, durante la madrugada de este sábado el grupo interinstitucional ingresó al penal sin armas de fuego ni ningún tipo de gases, y por cerca de 50 minutos repelió una agresión iniciada por la célula liderada por Castro Rangel, lo que provocó lesiones diversas a 22 policías sectoriales, 13 elementos federales y cinco de la Policía Especializada, dos de ellos de gravedad, quienes fueron asistidos por cuerpos de socorro y trasladados de manera inmediata a hospitales de la región.
Durante la embestida, los agresores lanzaron cerca de cuatro mil blocks de cemento en pedazos, los cuales habrían sido construidos por ellos mismos en los últimos meses, con la finalidad de construir una iglesia adventista al interior del penal.

Durante el proceso de restablecimiento del orden, los reclusos señalaron de manera directa a siete sujetos como los principales cómplices de Castro Rangel, quienes ya fueron trasladados a diversos penales federales del país desde donde enfrentarán los procesos que se les siguen por delitos graves como Homicidio, Privación Ilegal de la Libertad, Violación y Asociación Delictuosa.

En el operativo coordinado, participaron un total de dos mil 123 efectivos, de ellos mil 254 elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, 419 de la Policía Especializada de la Procuraduría de Chiapas, 450 de la Secretaría de Seguridad Pública Federal y 10 de la Agencia Federal Ministerial. Además, 22 agentes del Ministerio Público del fuero común, cuatro del Fuero Federal, cinco peritos y 70 vehículos.

Asimismo, fue ubicado un túnel en uno de los módulos del penal, el cual era utilizado por Castro Rangel como medida de control de los internos, a quienes exigía hasta 50 mil pesos por integrarlos al grupo que presuntamente participaría en la fuga masiva.


La SSyPC informó a los familiares que el día de hoy están suspendidas las visitas, reestableciéndose a partir de mañana, sin embargo les pidió tranquilidad, pues ninguno de los ocho internos está lesionado de gravedad, y el resto se encuentra en optimas condiciones.

El proceso de atención a la problemática de este penal, llevó meses de investigación seria y fue siempre bajo la convicción de solucionar de fondo el "autogobierno" que data de años, refrendando con estas acciones, el compromiso asumido con cada una de las familias chiapanecas de continuar garantizando, como hasta ahora, el clima de paz y tranquilidad que caracteriza a Chiapas y la coloca como una de las entidades más seguras del país.

“EL AMATE”, AUTOGOBIERNO Y EXTORSIÓN

El primero de julio de 2004, los internos del entonces penal de “Cerro Hueco”, ubicado en Tuxtla Gutiérrez, fueron trasladados al recién creado Centro de Reinserción Social número 14 “El Amate”, que actualmente cuenta con una población total de dos mil 140 internos.

Sin embargo, y a tan sólo 30 días de su entrada en operaciones, el control del penal fue tomado por el grupo que comandó durante los últimos seis años Ermidio Castro Rangel, quien forjó un autogobierno caracterizado por los permanentes actos de represión y extorsión en contra del resto de los internos.

Castro Rangel es procesado por los delitos de Asociación Delictuosa y Extorsión, además, se encuentra relacionado en el homicidio y violación de al menos tres internos, y es señalado como el principal operador de los actos de tortura y extorsión al interior del reclusorio.

Los afectados revelaron que este sujeto obligaba a las personas de nuevo ingreso a realizar trabajos forzados, exigiéndoles cuotas que oscilaban entre los 50 y los 300 mil pesos a cambio de recibir protección y drogas.

Los que no pagaban eran encerrados en los túneles que, de manera original, fueron construidos para agilizar la salida de los custodios, pero que actualmente servían como calabozos y depósitos de desechos fecales.

Al momento de realizar la inspección en cada área del penal, los efectivos aseguraron un total de 85 cuchillos hechizos, 43 machetes de aproximadamente un metro de largo, ocho martillos, 60 tubos, 134 puntas hechizas, 3 arcos de segueta, 1 hacha hechiza, 19 ganchos de varilla, 2 resorteras, 1 pala, 1 lanza, 1 pirógrafo, 1 cautín tipo pistola, 1 báscula para pesar la droga, 11 tijeras de diferentes tamaños, cinco granadas de gas lacrimógeno, una bomba molotov y 120 grapas de cocaína en piedra.

En la celda de Castro Rangel fueron aseguradas un pistola calibre 40mm y un revólver 22, 15 cartuchos útiles con un cargador para 40 mm y ocho cartuchos útiles y dos percutidos para calibre 22, y un paquete de mariguana de aproximadamente 700 gramos.

Luego de que las autoridades trasladaran al CERRS ubicado en el municipio de Chiapa de Corzo a Humberto Monasterio Rodríguez, uno de los principales cómplices de Castro Rangel, éste radicalizó sus acciones, privando de su libertad a 105 mujeres y 90 menores que acudieron a visitar a sus familiares.

Además, impidió la salida de un sentenciado quien en la última semana había obtenido su libertad por sentencia compurgada, por no pagar una cuota de 50 mil pesos por su salida.

El grupo liderado por Ermidio Castro Rangel era integrado por Ramón Vilchis Gerónimo, detenido por Extorsión, Privación Ilegal de la Libertad e ingresado el 19 de septiembre de 2005; Alfonso Cruz Pérez acusado de Homicidio e ingresado al penal el 13 de octubre de 1998; Saúl Omar Mundo Beltrán detenido por Asociación Delictuosa y Privación Ilegal de la Libertad, quien ingresó a “El Amate” el 20 de diciembre de 2006.

Además, Humberto Monasterio Rodríguez detenido por Privación Ilegal de la Libertad y Delincuencia Organizada; Filadelfo Méndez Domínguez; Martín Chávez González; y Andrés Vázquez Balcázar.

Resultado del operativo de recuperación de control del penal, Ermidio Castro Rangel y sus cómplices fueron trasladados a diversos penales federales desde donde enfrentarán todos los cargos en su contra.

Cabe señalar que, durante el operativo interinstitucional, las mujeres y los niños rescatados agradecieron a las autoridades su oportuna intervención, luego de permanecer secuestrados y oprimidos por estos delincuentes.

Cabe destacar que, los internos están en perfectas condiciones, sólo hay algunos lesionados, pero ninguno de gravedad, ya que no se utilizaron armas ni gases lacrimógenos.

sábado, 24 de julio de 2010

Operativo Policiaco en el penal el AMate tras motin

Fotos Rene Araujo e Isain Mandujano

Tras motín de 2 días Ingresaron en la madrugada policías al penal de El Amate en Cintalapa chiapas

Por segundo día consecutivo unos 2000 reos, entre hombres y mujeres, se amotinaron para impedir el ingreso de unos mil 500 uniformados, entre policías estatales, federales y militares, quienes se mantienen apostados en los alrededores.hiapas hay varios heridosChiapas hay varios heridos


Operativo Policiaco en el penal El Amate en Cintalapa Chiapas al parecer presos construían túnel pa darse a la fuga. Revisan celda x celda

martes, 20 de julio de 2010

Matan a Niña en Vida Mejor

La menos fue encontrada entre los matorrales
Su cuerpo yacía boca arriba. Estaba “escondido” entre los húmedos pastizales. El cuello y ambos brazos tenían evidencias de violencia y se notaba que la licra se la habían jalado con mucha prisa.

Un día antes, el hermanito menor vio que tres personas la perseguían. Eran cerca de las nueve de la noche del domingo, cuando presuntamente miro a los agresores, uno de ellos su hermano, que la acorralaban muy cerca de donde fue localizada.

La familia pasó en vela toda la noche. Ya esperaban la mala noticia. A eso de las nueve de la mañana de ayer les tocaron la puerta y les informaron sobre el cuerpo de una niña que habían encontrado.

Esta persona le dijo que unos habitantes de la colonia Vida Mejor, ubicada al lado nororiente del centro de Tuxtla Gutiérrez, lo habían descubierto.

El cuerpo yacía en el predio El Mirador, a 20 metros de la calle circuito prosperidad, de la mencionada colonia.

El cadáver estaba entre los matorrales no muy lejos de la primer casa de la colonia. Yacía boca arriba y vestía una licra en color negra, que la tenía hasta las rodillas. También portaba una blusa azul, pero esta la tenía en su lugar.

Teresita de Jesús Arellano Solís, de 13 años de edad, trabajaba en una tortillería de la colonia. Ella vivía con su madre María de Concepción Solís Méndez, en una casa en la coloni 27 de Febrero, que colinda con Vida Mejor. Ella fue quien reconoció el cuerpo de su hija.

Las autoridades municipales y estatales resguardaron el área, y esperaron a que llegaran elementos de periciales para levantar los peritajes. Estos últimos tardaron poco más de una hora para levantar el cadáver.

El cuerpo de la infante fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo), donde le practicaron la necropsia de ley. Posteriormente, el cuerpo fue entregado a sus familiares que le darán cristiana sepultura.

A última hora se supo que el hermano que presuntamente estuvo implicado en la violación y asesinato, fue detenido por las autoridades como presunto cómplice, pero será hasta que se esclarezca el caso, que resuelvan su situación jurídica.

sábado, 3 de julio de 2010

balacera entre presuntos delincuentes y Policias


CP.El despliegue policíaco se produjo por una orden de aprehensión contra un probable delincuente que en los momentos de las pesquisas viajaba en una motocicleta, en las inmediaciones de la Colonia Albania Alta, frente a la Escuela Normal Superior, a las 10:45 horas de este viernes.

El sindicado iba acompañado de dos presuntos ladrones. Los sujetos, desde la motocicleta en movimiento, hicieron cuatro balazos contra los agentes de la Policía Ministerial para después accidentarse en la Avenida 20 de Noviembre, esquina con la Calle Bombona de Albania Alta. La Policía logró detener a uno de ellos y los otros escaparon.

En ese lugar quedaron abandonados la motocicleta marca Italika de color rojo sin placas de circulación y los casquillos percutidos al parecer calibre nueve milímetros.

La motocicleta y las ojivas quedaron custodiadas por los uniformados de Vialidad. Los vecinos de la Colonia Albania Alta estaban aterrorizados al escuchar las detonaciones y al notar la inusitada presencia de patrullas que se desplazaban entre las calles.

Derivado del arresto, la Policía ubicó un domicilio en la Avenida Araucarias y Calle Ciprés de la Colonia Albania Baja, a unas 20 cuadras del accidente de tránsito. En este inmueble salió un sujeto con un vaso de agua en la mano sin el menor temor de ver a los policías armados.

Incluso, amablemente permitió a los agentes su entrada a la vivienda donde detuvieron a unos cinco supuestos ladrones más, entre ellos a una mujer y al hombre del vaso de agua. Se dijo también que antes de que llegara la Policía se escucharon unos cuatros balazos provenientes del interior de esa casa. Sumaban seis detenidos con el que se arrestó en el accidente de la moto.

En estos momentos el convoy había aumentado considerablemente, de tal suerte que participaban policías municipales, estatales preventivos, federales, de Tránsito y ministeriales.

Un habitante contó que esa casa hecha de material y losa era rentada por varios jóvenes, aunque desconocía a qué se dedicaban. Este inmueble quedó resguardado por varios agentes, inclusive media hora más tarde fue sitiado por personal del Ejército Mexicano.

"Se desconoce porqué se presentaron los militares, al menos que hayan encontrado droga o armas de uso exclusivo del Ejército", comentó un agente.

A pesar de que en cada sitio quedaban algunos elementos al resguardo de la moto y la casa, la tropa crecía a medida en que otros se sumaban al operativo.

El convoy de por lo menos unas 20 patrullas se arrancó de esta dirección y se aparcó momentáneamente sobre la Calzada al Sumidero, frente a la Colonia Reforma, donde los comandantes se pusieron de acuerdo para desplegar la ronda.

La hilera de patrullas se condujo hacia el norte de la ciudad y se detuvo en la entrada del Parque Nacional Cañón del Sumidero. Ahí los elementos hablaban quedito. De pronto, los uniformados con sendas armas largas y cortas bajaron a pie de la carretera hacia un camino de extravío y revisaron un inmueble, en el que nada hallaron.

Por otra parte, la Policía cuestionaba a los primeros detenidos para localizar al resto de la banda. Estas declaraciones condujeron a las autoridades a otras colonias.

En la entrada del Parque Nacional algunos colectivos tienen sus terminales, cuyos operadores y vecinos del lugar estaban desconcertados por la aparatosa presencia policial. Las patrullas abandonaron este lugar y en convoy bajaron sobre la misma Calzada y se internaron en la Colonia Reforma, incluso bloquearon una calle y luego se retiraron.

En cada parada que las unidades hacían, los vecinos cerraban sus puertas y divisaban desde los intersticios de las ventanas, más aún cuando los agentes emitían gritos, duros y rigorosos, para animar al cuerpo policíaco.

Más tarde el patrullaje se aproximó a un domicilio de dos plantas de color morado, en cuyas paredes superiores laterales había dos cámaras de seguridad, en la Avenida Caracol de la Colonia Cruz con Casitas.

Las unidades brincaban al transitar sobre la accidentada calle y se estacionaron bruscamente casi frente al inmueble. Los elementos saltaron desde las góndolas al piso para después hacer disparos al aire, como contestación a las detonaciones que proveían del interior de la casa.
Sitiaron el frontispicio y abrieron la puerta pequeña del portón a patadas. Algunos agentes irrumpieron en la vivienda y desinstalaron a golpes las cámaras de seguridad. Revisaron hasta el último rincón sin encontrar a los que buscaban.

Una joven mujer salió del domicilio y reclamó a los agentes los daños que habían ocasionado, incluso argumentó que las cámaras eran de juguete y fueron instaladas por los constantes robos a casa habitación en la zona.

En el hogar había también una señora mayor y una adolescente. Hasta ese instante no había un solo hombre.

Unos patrulleros mantuvieron la guardia, mientras que el resto del grupo -comandados por José María de la Cruz Chanona, director de Seguridad Pública Municipal, y Orlando Leyva Lobato, titular de la Policía Ministerial- comenzó las pesquisas en los domicilios y baldíos contiguos.

Los vecinos inmediatos mantenían cerradas sus puertas, los de las cuadras adyacentes se asomaban a observar el intenso operativo, cuyos elementos corrían de un lado a otro en busca de los presuntos delincuentes.

Había quienes pensaban que los sindicados habían huido, sin embargo, los elementos aseguraban lo contrario, de tal suerte que se metían en los matorrales y trepaban las azoteas de las propiedades vecinas.

Estaban obstinados en su faena que rodearon una manzana completa, catearon varios domicilios, mientras que algunos habitantes intrépidos avistaban el dispositivo de seguridad desde lejos.

Cerca de las 14:00 horas, tres horas más tarde del primer enfrentamiento, uno de los policías ubicó a los dos malandrines faltantes agazapados entre bardas adosadas de dos inmuebles. Los agentes regresaron nuevamente a la casa morada.
Minutos antes de la detención de estos últimos, extrañamente un sujeto salió por la puerta que los policías habían abierto violentamente. El muchacho caminaba tranquilamente entre las patrullas que bloqueaban la calle, cuando fue increpado por uno de los oficiales.

Éste indicó que era de oficio mecánico; sin embargo, fue regresado a la casa morada por órdenes de la Policía. Se presentó como hijo de la mujer mayor y aceptó que su hermano y su padre estaban escondidos por temor a los disparos.

La señora asintió ser familiar del mecánico y advirtió denunciar a la Policía ante Derechos Humanos por la manera de entrar a su casa en la que estaban ocultos su esposo y su hijo, quienes quedaron detenidos, salvo el mecánico. En total hubo ocho detenidos en promedio. Cinco motocicletas fueron aseguradas, cuatro de ellas, algunas recién pintadas, estaban en la casa morada y la quinta es la que fue abandonada frente a la Normal Superior, sostuvieron preliminarmente fuentes policíacas.